sábado, 28 de abril de 2012

HISTORIA DE UNA INSENSATEZ

Según publica hoy la prensa asturiana, el Supremo anuló las sanciones a los militantes del PSOE de Oviedo expulsados en 2006.

He buscado alguna reacción oficial en la página de la AMSO pero no se actualiza desde el 19/04/2012.

La persistencia por parte de la dirección de la Agrupación en gastar tiempo y dinero de la misma en sucesivos recursos da una pobre idea de la capacidad de su capacidad para integrar y dirigir. El derecho a la libertad de expresión,  siempre debe estar por encima de cualquier disciplina de Partido, y que no se respete resulta aún menos explicable en un partido que se proclama socialista y de izquierdas.

Durante años, la vida interna de la Agrupación estuvo lastrada por estas sanciones que usaron unos para laminar la oposición interna y los otros para intentar articular una alternativa basados más en el victimismo por esta insensatez jurídica que fueron las sanciones a militantes, que en una real alternativa a la errática política de la dirección.

Una vez liberados de este pesado lastre es hora de que surjan en la AMSO alternativas que dinamicen la vida del Partido y lo hagan visible a la sociedad de Oviedo.

Y personalmente, creo que no saldrán ni del oficialismo ni tampoco de esta oposición, que parece querer recuperar los usos y costumbres anteriores al año 2006.

Resulta desconcertante que en estos años no se hayan presentado otras listas alternativas a esta dicotomía estéril.

En los nuevos tiempos que nos esperan, hay que dedicar más tiempo a tratar de resolver los problemas de la ciudad que a seguir las consignas que lleguen de la FSA.

En esta Agrupación envejecida, casi de la tercera edad, deben ser los jóvenes, que también los hay, los que jubilen a la actual generación de dirigentes y hagan en Oviedo un partido mas democrático, más progresista y más pegado al terreno.

Suerte, y al trabajo. 

El Supremo anula las sanciones del PSOE a los militantes que pedían primarias (El Comercio)

El tribunal ampara la libertad de crítica de los afiliados cinco años después de la polémica por la designación de Paloma Sainz

2006. La FSA proclama a una desconocida Paloma Sainz candidata a la Alcaldía.

2006. Militantes critican la designación y piden primarias. Son sancionados.

2009. La Audiencia anula, por dos veces, las sanciones impuestas por la FSA.

2012. La dirección socialista lleva el pleito en casación hasta el Supremo y pierde.

 

El Supremo confirma la anulación de las sanciones a militantes del PSOE (La Nueva España)

La sentencia considera que el derecho de las asociaciones y organizaciones políticas no se opone al reconocimiento de un derecho a la libertad de expresión de los afiliados. En el caso de los militantes ovetenses, el Tribunal Supremo considera que debe primar el derecho a la libertad de expresión.

Publicar un comentario

Noticias sobre Asturias de Europa Press