jueves, 3 de diciembre de 2009

AGUA PASADA

Sigue siendo un poeta, un poeta triste que esconde su ternura con una coraza de ironía.

No me gustaría tenerle de vecino, porque madrugo y tendría que llamar a la policía casi todas las noches para poder dormir.

Pero me encanta escuchar sus canciones cuando me levanto para ir a trabajar, un poco antes de que amanezca y todavía tengo dormidos los sentimientos y dolientes los sentidos.

Señoras, señores, Sabina en estado puro.

image

Pues eso.

Publicar un comentario

Noticias sobre Asturias de Europa Press