miércoles, 25 de noviembre de 2009

EL MARIQUITA

Os dejo un poema de Federico García Lorca. Casi se puede adivinar en él la tristeza que envuelve esa alegría . La tristeza del perseguido, injustamente, perseguido por querer ser libre. Y no lo dejaron.

El mariquita se peina
en su peinador de seda.
Los vecinos se sonríen
en sus ventanas postreras.
El mariquita organiza
los bucles de su cabeza.
Por los patios gritan loros,
surtidores y planetas.
El mariquita se adorna
con un jazmín sinvergüenza.
La tarde se pone extraña
de peines y enredaderas.
El escándalo temblaba
rayado como una cebra.
¡Los mariquitas del Sur,
cantan en las azoteas!

image

Publicar un comentario

Noticias sobre Asturias de Europa Press