lunes, 21 de septiembre de 2009

SAN MATEO 2.009. Y OVIEDO ¿ERA UNA FIESTA?

Este año, como los últimos, el Ayuntamiento fue tacaño con el presupuesto para las fiestas.

Y como es natural, las fiestas año a año decaen.

La fórmula de los chiringuitos, que está muy bien, necesita ir acompañada de buenas actuaciones y espectáculos que atraigan a la gente. Eso si queremos unas fiestas para todos, claro.

Cuando yo era joven, los ciudadanos de Oviedo y los “mateinos” que son los forasteros que acudían atraídos por el jolgorio de estos días llenaban el parque de San Francisco en la mañana de San Mateo para comer el “bollu preñau” regado con la inseparable botella de vino. Los más clásicos subían el vino en la “bota” que lo conservaba fresco.

Cuando ya habíamos dado cuenta de bollu y el vino había calentado los ánimos y despojado de la timidez, los más jóvenes formábamos corros y jugábamos al “conejo no está aquí”.

Era un juego muy sencillo, uno se quedaba fuera del corro, l@s demás cantaban:

El conejo no está aquí, se ha marchado esta mañana

por la tarde ha de venir.

¡Ay, aquí está!, haciendo reverencias,

tu besarás a quien te guste más.

¿A quien besas?

El/la elegid@, salía de correo y la cosa empezaba de nuevo.

Era sencillo, simple, no necesitaba grandes recursos y del juego nacieron ligues, amistades, noviazgos y estoy seguro de que hasta matrimonios.

No pretendo que en estos tiempos de Facebook, PDA´s, etc. la gente establezca relaciones jugando a algo tam simple. Aunque, pensándolo bien ¿por que no?.

El juego duraba hasta media tarde, en que nos retirábamos a descansar para tener fuerzas para la romería y la verbena de la noche.

Cuando llegó Masip a la alcaldía (el único alcalde socialista de Oviedo durante la democracia), revitalizó la celebración de San Mateo con los chiringuitos donde se servían y sirven copas a precios populares, así como diversas actuaciones por el Oviedo histórico.

Y Oviedo, entonces si que era una fiesta durante toda la semana de San Mateo.

Desde que volvieron a gobernar a los populares no hicieron nada por mejorar los festejos. Los soportaron de evidente mala gana porque atraían a mucho público, pero dejaron que se degradaran por la vía de recortar presupuesto y traer a atracciones de “primera linea” como Isabel Pantoja, que como todo el mundo sabe es uno de los ídolos de los jóvenes.

Y ¿como es ahora San Mateo?. Como una imagen vale más que 1.000 palabras, os de fotografías de esta mañana durante la fiesta del “bollu”. Quien conociera las fiestas de años anteriores, sabría que el Parque de San Francisco se llenaba a rebosar y en los chiringuitos  no se cabia de gente.

Fotos de la plaza de la Escandalera y paseo de Los Álamos

Subiendo hacia el  paseo del Bombé

Paseo del Bombé

Zona de los chiringuitos

¿Es el principio del fin de las fiestas populares de San Mateo?.

¿Vamos a dejarlas morir?. Seguro que los ovetenses no estamos dispuestos a ello.

Mientras, los que ya conocimos muchas ediciones, sentimos pena. Y pensamos aquello de “quien te ha visto y quien te ve”.

Publicar un comentario

Noticias sobre Asturias de Europa Press