domingo, 10 de mayo de 2009

SABADIN, SABADETE

Generalmente los buenos momentos no hace falta fabricarlos con billetes de curso legal.

Esta mañana de sábado, no prometía grandes cosas con un cielo gris y amenazando agua y una discreta resaca fruto de un trasnochar sin costumbre.

Afortunadamente, mi compañera no había trasnochado y no tenía resaca. Total que a las 9 ya estaba levantado y a las 11 de la mañana salí con más resignación que ganas a quemar la mañana.

Después de despertar el cuerpo remontando la Cuesta de la Vega, nos encaminamos al edificio histórico de la Universidad de Oviedo a ver una exposición dedicada a Charles Chaplin y patrocinada por la Obra Social Fundación La Caixa.

Charlot

Hacía tiempo que no me reía de tan buena gana como viendo las pantallas donde proyectaban películas del actor, y en particular de su personaje “Charlot”. A los 5 minutos ya me había olvidado del dolor de cabeza y a los diez minutos los ujieres me malmiraban por las risas estentóreas que me salían desde el mismo centro de mi resaca.

Sentí tentaciones al acabar de empezar a verla otra vez, pero una mirada a la estatua del Gran Inquisidor y fundador de la Universidad Valdés Salas me convenció de que no era bueno romper la solemnidad de tantos siglos de historia con mis risotadas irreverentes. No hay que tentar la suerte.

Bajamos la calle San Francisco en dirección al Paseo de Los Álamos y en la plaza de la Escandalera, así conocida porque en el siglo pasado hubo un mercado donde se vendía pan de Escanda, nos encontramos con la Banda de Gaitas del Centro Asturiano de Oviedo, que me alegraron el alma y me fortalecieron el espíritu con varias piezas muy bien interpretadas y muy guapas.

Y después de la música, baile del bueno. Un grupo asturiano hizo las delicias de la gente con su buena ejecución. Cual sería nuestra sorpresa cuando entre las danzantes vimos a una amiga de la que no sabíamos hacía tiempo. Había pasado unos momentos difíciles y ahora estaba allí, bailando, feliz y recuperada.

Ya dábamos el sábado por felizmente amortizado, cuando nos dirigimos a LibrOviedo. Cada año me gusta más, hay más animación y más visitantes.

Nos saludó mi antiguo condiscípulo del Colegio de la Milagrosa, Luis Martín, presidente de la asociación, siempre tan activo y tan luchador.

Después de curiosear entre las novedades y disfrutar del ambiente, anunciaron la presentación del último poemario de Xandru Fernández, “Les vides incompletes”.

Vides incumpletes

Xandru, profesor de filosofía en el I.E.S. de Luanco, poeta, narrador y letrista del Grupo Dixebra entre otras cosas siempre me impresiona por su capacidad de síntesis.

Como bien dijo Ismael que hizo una excelente presentación del libro, Xandru el de la Wikipedia, porque aparece en esta encicplopedia mundial. Este es el enlace Xandru Fernández.

Y este el enlace a su blog La Tabierna

Claro, como no podía ser de otra manera, le regalé el poemario a mi santa, y el fue tan amable de dedicárnoslo.

Bajamos para casa más contentos que un ocho, y celebramos con un riquísimo arroz, un centollo que estaba para comerlo (y lo comimos, claro) y un caldo de Rioja una mañana que empezó con nubes y terminó con sol.

Y digo yo ¿para que necesitan esos bancos americanos 50.000 millones de $?. ¿Van a ser más felices que mi compi y yo el sábado?.

Señor Presidente Obama, por dios, importa sidra. Ya verás como América revive. Y si no se acaba la crisis, va a doler menos.

¿No ye verdá?. Puxa Asturies

Publicar un comentario

Noticias sobre Asturias de Europa Press