jueves, 7 de agosto de 2008

EL ALMA SE SERENA

En pleno verano, recién iniciado Agosto, parece que lo importante es la playa y el sol. Pero también tenemos otras actividades que nos sirven para templar los ánimos, apaciguar los espíritus y sentirnos mejores.

Esta tarde estuve en la Catedral de Oviedo, escuchando al Coro de la Academia Filarmónica Romana. Aunque italiano está dirigido por un español, Monseñor Pablo Colino.

image

El programa estuvo compuesto por cantos gregorianos y piezas de música sacra de G.P. Palestrina, Handel, Bizet, entre otros.

Resulta gratificante, incluso para los agnósticos poco entendidos en esta música, la paz que transmiten al espíritu estas piezas musicales donde la armonía parece estar al servicio de las sensaciones.

La luz, que a media tarde se filtraba desde los ventanales de la catedral, contribuía a crear un clima de intimidad, solo roto por algún inoportuno teléfono móvil que su propietario no había tenido la prudencia de apagar en la entrada.

No se lo que pueden sentir los creyentes al escuchar esta música, que pide desde el primer momento que se haga con los ojos cerrados y el corazón abierto.

Yo sentí sobre todo melancolía. Decía Victor Hugo que la melancolía es la felicidad de estar triste y al emperador Juliano conocido como "El Apóstata" se le atribuye el referirse a los templos cristianos como osarios, por lo presentes que estaban en ellos los símbolos de muerte.

Seguramente la música, magnífica pero con un fondo de tristeza y la luz, siempre mortecina en la catedral, se unen para hacernos sentir esa felicidad triste que siempre me invade en momentos como el de esta tarde.

Incluso en piezas como el Magníficat de L. Marenzio o el Agnus Dei de G. Bizet, sus momentos culminantes dejan traslucir una nota de nostalgia , quizá porque están escritos cuando el Vaticano, aunque todavía poderoso, inicia su decadencia y ya se adivina el declive posterior de su influjo y poder.

En definitiva un paréntesis de paz en medio del calor del verano.

Publicar un comentario

Noticias sobre Asturias de Europa Press