martes, 10 de junio de 2008

UN MUNDO PEOR

Tradicionalmente, la Unión Europea se consideró como ejemplo de los derechos sociales y de un sistema social basado en acuerdos entre los agentes sociales.

Sin embargo, algunos países llevan años intentando derrumbar el sistema de garantías sociales que caracteriza al proyecto europeo. Parece que con el pretexto de la crisis económica, pueden conseguir abrir una brecha en el sistema de protección social:

Los ministros de Empleo de la Unión Europea aprueban ampliar la jornada laboral máxima a 65 horas semanales.

Seguramente lo más doloroso de la propuesta es que haya sido impulsada por un pais (Reino Unido) donde gobierna un partido, que sin sonrojarse, aun se atreve a llamarse laborista.

Resulta patético que los Ministros de Empleo traten de vendernos la medida como un "avance social". El cinismo de algunos es increible.

Bruselas considera "un paso adelante para los trabajadores" el tope semanal de 65 horas

El gobierno español, afortunadamente, no está de acuerdo. A veces, hasta los misnistros son capaces de decir verdades como puños. Os reproduzco las declaraciones del ministro de Trabajo Español, Celestino Corbacho, que hoy publica ABC:

Corbacho señaló que, con iniciativas como esta, la UE no puede sorprenderse después "si cada vez más los ciudadanos se distancian de esa Europa que se aleja de lo que realmente a los ciudadanos les gustaría que fuera". "Europa no puede ser solamente un espacio económico, Europa no puede ser solamente el espacio de la flexibilidad, Europa tiene que ser también el espacio de los valores, el espacio de los derechos", insistió.
"Y cuando un siglo después de que se estableciera el régimen de 48 horas, lo que Europa está hoy discutiendo es que hay que superar estas 48 horas para ir a un régimen de 65 horas, y además para hacer que esa negociación sea entre empresario y trabajador y nunca de carácter colectivo, creo que nos acercamos más al siglo XIX que no al siglo XXI", indicó el ministro de Trabajo. A su juicio, la norma impide "la conciliación de la vida laboral y familiar" y no protege adecuadamente la salud de los trabajadores
.

 

Claro que en España hay algunos que están de acuerdo con las 65 horas:

El PP, único partido que no se opone a la semana laboral de 65 horas

¿A alguien le sorprende?

Mientras tanto, la huelga de las patronales del transporte se complica y se tiñe de sangre:

Muere atropellado un miembro de un piquete en Granada

El PP, con su particular clarividencia política, me parece que sin querer ha dado en el clavo:

El PP cree que la huelga de transportistas va dirigida contra Zapatero

Yo también lo sospecho, aunque no por los mismos motivos que ellos. El pedir una tarifa mínima por ley, es un brindis al sol. Nunca acabaré de entender a estos empresarios que tanto hablan de la libertad de mercado y tan poco creen en ella.

Si en lo laboral retrocedemos al siglo XIX, en la medicina algunos quieren llevarnos a la Edad Media, me parece:

Denuncian la presencia de un exorcista en una conferencia médica en Toledo

Y el Euribor, sigue imparable. Si se aprueba la jornada de 65 horas semanales, por los menos aquellos a los que les embarguen la casa por no poder pagar la hipoteca, podrán dormir en el trabajo.Claro que igual les cobran alquiler...

El Euríbor sube al 5,4% y deja la media del mes al borde de su récord histórico.

Ante este panorama, un trata de encontrar el lado bueno de las cosas. ¿Y que nos queda?:

ESPAÑA 4 - RUSIA 1. Tres goles del ‘7’ y uno de Cesc fabrican un estreno soñado al contragolpe. La selección es la máxima realizadora del torneo y el delantero del Valencia ya comanda la tabla del pichichi

La Eurocopa, claro.

En la antigua Roma se adormecía al pueblo con pan y circo.

Ahora nos suben el pan y nos venden el fútbol.

¿Merecieron la pena estos 2.000 años?

Publicar un comentario

Noticias sobre Asturias de Europa Press