sábado, 29 de marzo de 2008

MAQUINA DE REÑIR 2 (O COMPRAR UN GPS)


Me convenció mi mujer. Yo no quería, pero al final me convenció.

Y compré un GPS para el coche.

Estar, está bien. No sirve para mucho, pero está bien.

Yo viajo bastante por motivos de trabajo, y logicamente suelo ir solo.

Y acompaña. Cada pocos metros haces algo indebido y te riñe.

O vas a mayor velocidad de la permitida, o no tomas la salida que amable pero inflexiblemente te indica esa maquinita con voz de mujer insinuante.

Tengo que reconocer que a veces, con premeditación e incluso alevosía, modifico la ruta solo por llevarle la contraria.

Yo la llamo Sara (Sistema Acústico de Respuesta Automática), en fin cosas mías.

Pero hoy fue distinto. Hoy fuimos a pasar el día a casa de mi suegra. Son más de 200 km. ida y vuelta.

Hoy tenía dos Sara´s en el coche. Y a veces, ni siquiera estaban de acuerdo.

Por supuesto, la otra era mi mujer.

Cuando llegamos de regreso a casa, di gracias al dios de los agnósticos por no haber nacido en un pais que permitiera la poligamia.

Y esta noche a dormir una hora menos.

Ahora que lo pienso. ¿En Canarias serán dos horas menos?.
Publicar un comentario

Noticias sobre Asturias de Europa Press